sábado, 6 de febrero de 2010

Pan con harina de garbanzos y semillas de hinojo



Con este pan nos presentamos al evento "Hecho en casa" de Ben, de What's cooking?, que esta vez va de pan, ¡cómo íbamos a dejarlo pasar!.

Vengo desde hace algunas semanas haciendo pizzas (le encantan a mis niños y la comen bien) con un 20% de harina de garbanzos. Estoy muy contento con el resultado, con el sabor, la textura y el color dorado que queda.
La harina de garbanzos que estoy utilizando es una que se usa en Cádiz y alrededores para hacer tortillitas de camarones es gruesa como si fuera sémola fina, la pena es que la he acabado con este pan y la que me venden en la tienda de dietética de la esquina, aquí en Mallorca, es muy fina, la probaré hasta que me manden otro cargamento de la península.




Hoy tenía que hacer dos pizzas grandes pero he hecho una gran cantidad de masa porque quería aprovechar el horno y hacer un pan con la misma masa. El resultado fue dos pizzas y un pan con un kilo de masa.

Si hacéis la misma cantidad que yo y no queréis hacer pizzas tendréis para dos panes de 800 g.

Ingredientes:
  • 200 g de harina de garbanzos
  • 800 g de harina de fuerza
  • 2 cucharadas de sal
  • 50 g de levadura fresca
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo más un poco más para decorar.
En un bol grande tamizamos las harinas. Hacemos un hoyo en el centro y metemos la levadura frotándola con la harina, vamos incorporando agua caliente, el aceite y la sal. Terminamos de añadir agua cuando quede todo amalgamado. Pasamos a una superficie enharinada y amasamos 10 minutos hasta que esté lisa y flexible.

Dejé reposar en una olla en el horno apagado pero templadito para que la levadura (que disfruta a los 26º) estuviera a gusto y subiera prontito. Y así fue ya que habíamos puesto también bastante levadura. Una hora más o menos.

Desgasificamos, o sea, damos un amasado corto y dejamos reposar con algo de harina por encima y tapada con un paño. Esperamos que suba de nuevo. Ahora dependerá de la temperatura del ambiente. Puedes calcular otra hora. Precalienta el horno con piedra si tienes.




Quise darle un toque muy rústico y lo que hice fue darle la vuelta a la masa con lo presenté el pan por la parte más fea. La puse sobre mi pala enharinada y metí en mi horno a tope con un recipiente con agua. Además le dimos algunas vaporizaciones para aumentar la humedad.

A los 10 minutos bajé la temperatura a unos 200º. Tardó unos 30 minutos. Estaba bien doradito y mi termómetro marcó 96º. A la rejilla una hora.

Era feo, como yo quería, o sea, rústico... pero estaba buenísimo.


8 comentarios:

  1. Bueno.. bueno... ¿sabes lo bien que me vienen estas recetas verdad?
    Por cierto hice la pizza... y realmente da buenos resultados. cuando la publique te enzalaré como el maestro.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Aún sigo con esa masa para la pizza. Pero habrá más recetas con harina de garbanzos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Jantonio,no conocía la harina de garbanzos, pero después de ver semejante pan... intentaré encontrarla ¡Qué rico!
    Me alegro muchísimo que os gustasen las rosquillas... a mi me encantaron, las hice tal como me lo dijo la Sra. Raimunda y así intenté explicarla, gracias a ti por hacerlas y decírmelo, lo tomo como un detallazo el día de mi cumpleaños.
    Biquiños y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  4. qué curioso, nunca se me había ocurrido poner harina de garbanzos en el pan, ¡tendré que probar!
    un beso.

    ResponderEliminar
  5. El pan se ve delicioso y me imagino que las pizzas con esa masa han de quedar deliciosas. Gracias por participar en el evento con este delicioso pan.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Marisa ...y que cumpla muchos más. Ajonjolí intentalo con harina de garbanzos, no te arrepentirás.
    Ben, aún habrá más pizzas con esta harina, muy pronto.

    ResponderEliminar
  7. El resúmen del reto ya está publicado. Lo puedes encontrar aquí. ¡Muchísimas gracias por tu participación!

    ResponderEliminar
  8. Hola, qué interesante mezcla de harinas. No conocía el uso de la harina de garbanzo para hacer pan... pero se ve espectacular, y aunque no me puedo imaginar el sabor debe ser muy rico.
    No conocía tu blog, así que aprovecho para darme un paseo por aquí.
    Saludos,

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, para mí es muy importante conocer tu opinión.

También te dejo mi correo por si quieres ponerte en contacto conmigo: conpanypostre@hotmail.es

No participo en cadenas de premios, mi tiempo ahora es limitado.