jueves, 14 de junio de 2012

Pan con harina de garbanzos y pipas de girasol



A los amigos que soléis pasar por aquí no tengo que deciros que para mí amasar es algo MARAVILLOSO, que hacer pan es una delicia que hecho de menos porque no tengo demasiado tiempo y solo me meto en faena muy de vez en cuando.

Esta vez mis niños me recordaron que este domingo no tuvimos pizza y que el martes era un buen día para "recuperarla", y no me pude resistir. A la hora de mezclar ingredientes pensé en hacer más cantidad, en amasar más tiempo, en variar un poco los ingredientes de mi pizza de siempre para tener un pan de más calidad y algo más completo. Además había conseguido un paquete de mi harina preferida de garbanzos, la de "Las panaeras sevillanas", una marca que vende esta harina para hacer las típicas tortillitas de camarones y a la que le he buscado un uso bien distinto y muy recomendable.





Ingredientes para pizzas y este pan cuya masa antes de hornear pesaba un kilo

800 gr de harina de fuerza
200 gr de harina de garbanzos
2 cubos de levadura fresca de panadero
1 cucharada de miel 
3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
250 ml de agua
250 ml de leche entera
1 cucharada de sal fina
pipas de girasol
agua en pulverizador


En la encimera de la cocina hacemos un volcán con las harinas tamizadas, ponemos la levadura desmigada y frotamos con la harina para que se integren, ponemos un poco de agua, luego el aceite y la miel. Vamos incorporando la mezcla de agua y leche al centro e integrando los bordes del volcán.

Así hasta que consigamos una masa homogénea. Incorporamos la sal y amasamos durante unos 12 minutos. Me gusta parar en medio durante unos minutos porque la masa sigue "trabajándose sola" y ganamos tiempo.

Damos forma de bola y ponemos en un bol grande con un poco de harina. Tapamos con film transparente.
Dejamos que aumente de tamaño. Suelen ser unas dos horas dependiendo de la temperatura ambiente.

Amasamos de nuevo, brevemente, para sacar el aire. Y colocamos en un banneton bien enharinado. Ahora dejamos subir una hora.

Pasamos a una pala con un poco de harina de maíz, pulverizamos agua, "pegamos" las semillas de girasol".

Metemos en el horno precalentado a 240º, con un cazo pequeño con agua. Además pulverizamos con agua antes de meter el pan, cuando lo metemos y a los 5 minutos.

Al meter el pan bajamos a 220º y a los 5 minutos a 200ª.

A los 20 minutos retiré el cazo con agua. Estuvo 60 minutos: ya estaba dorado, y pinché con mi termómetro y tenía 95º en su interior: ideal.

Pasamos a una rejilla a enfriar.




Un pan sencillamente delicioso que volveré a hacer pronto porque realmente merece la pena.

Quizás a los que no os habéis zambullido en estos fregaos paneros os parezca lioso pero siempre podéis empezar por otros panes más simples. La satisfacción que os producirá merece la pena.






Espero que os guste tanto como a mí.

Un besote.

25 comentarios:

  1. Jose peazo pan que nos pones hoy. Su miga me encanta¡¡ No he usado harina de garbanzos todavía así que es una buena excusa para empezar hacerlo. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la harina de garbanzos, se usa por andalucía pero también en el sur de francia y en zonas de italia, en la cocina india y en zonas de sudamérica. Aunque creo que se va perdiendo. En Cádiz no pueden faltar en las tortillitas de camarones y en las panizas.

      Un besote.

      Eliminar
  2. Con harina de garbanzo? vaya! yo pienso lo mismo que Teresa me parece genial, no sé que sabor debe tener pero la miga perfecta, eres todo un panarra, jeje. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty, el pan nos sorprendió. Está muy rico.

      Un besote.

      Eliminar
  3. Me has dado unas ganas de hornear....no he podido aún encontrar la harina de garbanzo, me la han prometido...y la quiero, veo este pan y quiero probarlo, sentir el aroma por toda la cocina...vamos que me llevo la receta sin dudarlo un segundo!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte el aroma de este pan fue potentísimo. Disfruté oliéndolo mientras lo fotografiaba.

      Un besote.

      Eliminar
  4. Nunca he usado esa harina para hacer pan, se ve muy rico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta usarla, es una harina que se ha usado tradicionalmente en muchos sitios y parece que se ha ido perdiendo.
      De alguna forma reivindico su uso.
      Un besote.

      Eliminar
  5. Que buena pinta tiene este pan, últimamente me apetece hacer pan y los pocos que he echo me gustaron.Ya había oído hablar de la harina de garbanzos pero aquí en Asturias no se encuentra, así que tendré que hacer otros panes,he visto algunos por aquí muy apetecibles.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he comprado en el Corte inglés, alguna vez en el carrefour y en herboristerías.
      Pero lo importante es hacer pan y disfrutar con él.
      Un besote.

      Eliminar
  6. ADORO FAZER PÃO E ACHEI ESTE UMA MARAVILHA, LINDO POR FORA DELICIOSO POR DENTRO...
    BJS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartimos la afición. Estaba bien rico.
      Un besote.

      Eliminar
  7. Estupenda la harina de garbanzos, me encanta el sabor que le da al pan.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un aroma intenso, nada light. Nos gusta.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Ay! Nunca he probado a hacer pan con harina de garbanzos, con lo que me gusta a mi amasar! La próxima vez que ataque al herbolario ya sé qué comprar =) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una masa para hacer ejercicio de brazos, al menos para mí que amaso a mano. También me ahorro un poco de gimnasio.
      Anímate. Un besote.

      Eliminar
  9. Creeeeeo que tengo harina de garbanzo que compré no sé para qué...voy a mirar bien y si es así, pronto cae! Gracias por la receta guapo!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás. Me acuerdo del helado y aún salivo.
      Un besote.

      Eliminar
  10. Aquí estoy disfrutando de tu blog. Veo que como yo eres de los que disfrutas con las masas levadas. Para mi es un lujo poder hacer pan todas las semanas, con mi masa madre..... y mas en estos tiempos en que nos encontramos. Como el pan casero no hay nada. No será quizás con una miga tan crujiente como la de panadería al no disponer de hornos especiales, pero tiene por contra el saber lo que le pones y sobre todo el cariño con el que lo trabajas.

    Me apunto tu receta, que me gusta mucho usar la harina de garbanzos. De hecho hace unos días publiqué precisamente unas crackers de parmesano hechas con harina de garbanzo, muy ricas.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que uses la harina de garbanzos, miraré tus crackers. Ahora me queda usar mi masa madre que la tengo ahí en la nevera, me da trabajo mantenerla y apenas la uso, a ver si me animo y hago más pan.
      Un besote y bienvenida.

      Eliminar
  11. Pero que maravilla de pan nos traes hoy!!! Que ganas de hincarle el diente!!! Espectacular!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Anda, qué original!! No veas cómo me intriga esto, me lo apunto ya mismito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Si que le has dado un uso maravilloso a esta harina, que por cierto me ha encantado el nonbre y el color precioso de este pan lo dice todo. Besicos
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Te ha quedado un pan con una miga estupenda, esta receta me viene estupendamente para utilizar harina de garbanzos con la que no sabia muy bien que hacer, me parece que este pan tiene que estar delicioso y guardo la receta para hacerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Tiene un aspecto delicioso! te invitamos a que conozcas nuestro blog http://juegodesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, para mí es muy importante conocer tu opinión.

También te dejo mi correo por si quieres ponerte en contacto conmigo: conpanypostre@hotmail.es

No participo en cadenas de premios, mi tiempo ahora es limitado.