sábado, 22 de noviembre de 2014

Falsa pizza de patatas o pastel de patata tipo pizza

 
Es una receta que nos sorprendíó por su sabor y por su colorido. Realmente es un pastel de patatas pero que hemos cubierto y tratado como si de una pizza se tratara. El resultado sabroso, distinto, se convierte en una alternativa para aquellos que no se llevan bien con las masas o para aquellos que optan por una dieta sin gluten.

La base es un puré de patatas con algo de ajo y hierbas. La cobertura con una capita de salsa de tomate, unos pimientos que dan color, unos champis, unas lonchas de chorizo light y mozzarela.

Es una rica "pizza" que tendremos que tratar con algo más de cuidado, es más delicada, y que podremos acompañar con una rica ensalada.





Ingredientes

900 gr de patatas peladas y cortadas en trozos
15 gr de mantequilla sin sal
2 dientes de ajo pasados por el prensaajos
2 cucharadas de hierbas picadas (peregil, hierbabuena) 
1 huevo batido

2 cucharadas de salsa de tomate
2-3 champiñones cortados en láminas
1/3 de pimiento rojo en tiras de 4 cm
1/3 de pimiento verde en tiras de 4 cm
5 lonchas de chorizo light
125 gr de mozzarella en lonchas


Cocemos las patatas durante unos 10 minutos con sal, o hasta que estén blandas. Mezclamos con la mantequilla, el ajo, las hierbas y el huevo y las convertimos en puré.

Hemos colocado el puré sobre la base del molde desmontable (previamente enaceitada y enharinada) para tartas (aunque si tenéis un molde para pizza podéis usarlo), el mío era de 23 cm.

Metemos en el horno precalentado a 225º. durante unos 10-12 minutos o hasta que cuaje.

Sacamos del horno y pintamos con la salsa de tomate, dejando un borde libre. Luego colocamos Las lonchas de chorizo, los champiñones y los pimientos.
Encima la mozzarella en lonchas.

Metemos de nuevo al horno (225º) durante 20 minutos.




Tardamos más tiempo que haciendo la pizza pero por otro lado no necesitamos levados, incluso el puré podría estar hecho con algo de antelación.

Así hemos conseguido un magnífico pastel de patatas que se presta a personalizar. Si no te gusta el chorizo... pero sí las aceitunas, si prefieres sabores vegetales o más quesos. En cualquier caso, el resultado será excelente.

Espero que os guste. Un besote.



viernes, 21 de noviembre de 2014

Pizza con pesto de albahaca, jamón serrano y rúcula


 En esta pizza hemos mezclados muchas ideas ricas. Ninguna idea es nueva pero creo que es la primera vez que hago una pizza con todos estos elementos.

La base la hemos hecho con pesto de albahaca, intentando que tenga poco aceite. Luego cuando hemos hecho base en el horno, con solo el pesto y algo de queso, la hemos sacado y aprovechando ese calor que trae la pizza al sacarla le hemos puesto el jamón serrano, que necesita poca temperatura para empezar a desprender todo su aroma. Encima rúcula fresca y una gotas de aceite  de oliva virgen.

La masa es nuestra preferida con un 20% de harina de garbanzos, el resto con trigo de fuerza, levadura, sal, agua, aceite de oliva y esta vez no hemos usado miel sino miel de caña que aumenta más el color tostado de la masa. Como podéis ver en la foto: fina y crujiente.




Ingredientes para una pizza grande

400 gr de masa de pizza (como otras veces)

pesto de albahaca:

20 gr de albahaca fresca
1 diente de ajo
un puñadito de piñones
2 puñados de queso grana padano recién rallado
sal 
pimienta negra molida
aceite de oliva virgen extra

60 gr de mozzarela en trozos
100 gr de jamón serrano en lonchas
rúcula fresca

unas gotas de aceite de oliva virgen


Hace la masa de pizza amasando todos los ingredientes y dejándolos levar hasta que doble el volumen.

Hacemos el pesto uniendo todos los ingredientes en el vaso de la batidora y agregando aceite. Lo suficiente para conseguir una pasta, lo mínimo para que no empape nuestra masa.

 Luego extendemos la masa sobre un papel especial para hornear muy fina, con el rodillo, cubrimos con el pesto de albahaca y encima ponemos unos trocitos de mozzarela, poca cantidad.

Metemos en el horno a tope y precalentado hasta que se dore la masa.

Al sacar, inmediatamente ponemos las lonchitas de jamón serrano y encima la rúcula. Una gotas por encima de aceite que le darán sabor y algo de brillo y a disfrutar.

Espero que os guste esta pizza. Un besote.

martes, 18 de noviembre de 2014

Caipiroska con ágave


Este es el segundo cóctel que publicamos, estoy aprendiendo algo sobre esto y de vez en cuando os pondré alguno. Si recordáis el anterior fue un mojito de fresas, fue una versión del clásico mojito que aún no he publicado (tengo fotos pero es que el mojito tradicional quizás se merezca un paso a paso o un vídeo, así que lo dejaremos para más adelante).

El mojito es uno de los grandes pero la caipiriña no se le queda atrás. El mojito es el más conocido de Cuba y la caipiriña es el cóctel más conocido de Brasil. Se hace con lima, cachaza, azúcar y hielo. Pero como en el otro que hicimos os mostramos una variación.

Esta variación es la caipiroska, es decir, en vez de la cachaza (un aguardiente brasileño) vamos a utilizar vodka, de ahí el nombre. Y en vez de usar azúcar o jarabe usaremos un endulzante natural, el ágave. El resultado fue muy rico y altamente recomendable.

Además es un cóctel fácil de hacer. No precisa coctelera (aunque sí podemos hacerlo en ella) y lo podemos hacer en cualquier cocina.




Ingredientes para 1 caipiroska

1 lima
1,5 cucharadas de ágave
hielo picado
 40 ml de vodka de calidad


Si queréis empezar por la versión más tradicional de la caipiriña usar cachaza por vodka y 2 cucharadas de azúcar por el ágave.

Cortamos la lima en octavos, quitamos la vena blanca central que es más amarga. Ponemos 5 octavos en el fondo del vaso corto y el resto (es opcional) lo cortamos en rodajitas que luego meteremos entre los hielos.

Encima de los 5 octavos, en el vaso añadimos el ágave y machamos con el mazo de un mortero. Machacamos para sacar el zumo y los aceites de la piel de la lima.
 Luego el hielo picado hasta arriba del vaso. Añadimos el vodka.
Movemos todo con una cucharita. Metemos la rodajitas restantes de lima entre los hielos.
Ponemos nuestra cañita y podemos decorar poniendo media lima en el borde del vaso.

Es una bebida sencilla y muy refrescante. Espero que os guste.
Un besote.