jueves, 24 de marzo de 2016

Fideuá mallorquina con gamba de Sóller y aroma de hierbas


Tenía unas ganas inmensas de publicar esta fideuá que hice hace unos días. Es una de esas recetas que me ha dejado marca y estoy deseando compartir con los míos.
Fácil, con pocos ingredientes, sin la necesidad de un caldo previo, con el sabor maravilloso de la gamba roja de Sóller y un aroma a ese licor anisado que se hace aquí en la isla y que llamamos hierbas.

Un cuarto de gambas, algo de calamar o sepia y un puñado de mejillones fueron los ingredientes para hacer esta fideuá que recuerdo con tanto cariño y que estoy deseando repetir.




Ingredientes para dos personas

un puñado de mejillones gallegos, fueron 7 mejillones hermosos

aceite de oliva virgen extra para dorar y sofreír
150 gr de calamar en cubos
3 dientes de ajo con piel y dado un golpe
250 gr de gamba roja mallorquina
1/2 cebolla picada
3 cucharadas de tomate frito
1/2 cucharadita de cúrcuma molida 
chorro de hierbas mezcladas

5 puñados de fideos nº4
sal


Así la hice:

Primero limpiamos los mejillones y los ponemos a abrir en una olla con un chorro de agua. Colamos y reservamos el agua cuando ya estén abiertos.

En la paella ponemos un fondo de aceite y añadimos los calamares y los ajos, doramos y dejamos un poco de espacio en la paella para dorar las gambas vuelta y vuelta. Reservamos las gambas.
Añadimos la cebolla picada (puede que necesitemos algo más de aceite), cuando la tengamos transparente agregamos el tomate frito y la cúrcuma, damos unas vueltas. 
Podemos añadir un poco de agua para recuperar sabores, o prolongar un poco la cocción (los calamares lo agradecerán). Vamos precalentando el horno a 210º.

Cuando haya evaporado añadimos el chorro de hierbas (licor anisado) y dejamos evaporar de nuevo.
Calentamos el caldo del los mejillones y algo más de agua hasta conseguir aproximadamente 500 ml.

Doramos los fideos ligeramente en la paella, luego añadimos el caldo caliente, justo para cubrir los fideos. Y llevamos a ebullición.

Colocamos las gambas y los mejillones (puse algunos encima y el resto troceados en la fideuá). Rectificamos de sal. Llevamos al horno hasta secar.

Sacamos y tapamos con un paño limpio para que repose.




Se rizaron los fideos de la parte superior y el sabor fue realmente espectacular. Con pocos pero buenos ingredientes, seguro que sorprenderéis a los vuestros.

Espero que os guste. Un besote.

1 comentario:

  1. Menuda fideuá rica que te has marcado ehh, me apunto ejeje

    besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, para mí es muy importante conocer tu opinión.

También te dejo mi correo por si quieres ponerte en contacto conmigo: conpanypostre@hotmail.es

No participo en cadenas de premios, mi tiempo ahora es limitado.