sábado, 30 de octubre de 2010

Risotto de coliflor y pangrattato


Una receta de risotto bianco, un risotto base al que le hemos dado sabor de coliflor. La coliflor se lleva muy bien con los lácteos como bien sabéis sus amantes, con la bechamel, con la nata, con el queso.

Pero todo no queda ahí, no podía ser tan fácil. Hemos espolvoreado nuestro arrocito con un pangrattato. En este pan caso uno de anchoas, muy fácil, que aporta nueva textura y un nuevo aroma.

La receta es de Jamie, ese libro del que ya he hecho muchas recetas, "La cocina italiana de Jamie" y que después de sacarlo y renovarlo muchas veces de la biblioteca pública mi mujer terminó regalándomelo.




Sobre el risotto básico haré referencia a otra de mis entradas, donde cuento cómo lo hago.
La variación en este caso consiste en pone las flores de media coliflor en el caldo cociendo desde que empezamos el sofrito. Los tallos bien picaditos formarán parte del sofrito con la cebolla y un ajo picados.
Vamos incorporando primero el caldo y a media cocción del arroz empezamos a incorporar también la coliflor que ya estará cocida. Vamos aplastándola un poco, ya en el arroz, con el cazo.
Para hacer el pangrattato unimos en el túrmix, robot o picadora dos puñados de pan duro, una lata de anchoas con su aceite y guindilla roja al gusto (entre una y tres). Molemos y luego doramos el compuesto en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen. Cuando esté bien dorado y sueltecito apartamos.




Terminamos nuestro risotto apartándolo del fuego cuando esté al dente y le añadimos como otras veces la mantequilla y el parmesano. Esta vez también le pondremos un poco de perejil para darle algo de color. Mezclamos.

Por fin, el pangrattato por encima.

jueves, 28 de octubre de 2010

Sopa de puerros y garbanzos



Buscando una receta conocida de minestrone me encuentro en el libro de Jamie, "La cocina de Jamie Oliver", esta sopa que tenía marcada con un postit, pendiente de hacer. Así que dejé el minestrone para otro día porque me interesaba más esta receta que era más rápida y me suscitaba cierta curiosidad.

Me dispuse a simplificarla, he usado un bote de garbanzos cocidos.Por otro lado, hemos usado un caldo de calidad, de un puchero muy casero.

El resultado no parecía nada del otro mundo pero en el plato, cuando toca aderezarlo con aceite virgen, queso parmesano rallado y pimienta recién molida ha ganado muchísimo y hemos disfrutado enormemente de nuestra primera sopa de otoño.

Ingredientes para dos personas

un bote de garbanzos de 4oo g
1 patata pequeña pelada
3 puerros medianos
1 cucharada de aceite de oliva virgen
1 pedazo de mantequilla, pesé 20 g
1 diente de ajo en láminas finas
sal y pimienta negra recién molida
500 ml caldo de verduras o pollo, nosotros usamos nuestro caldo de puchero
queso parmesano rallado
más aceite de oliva virgen extra

Limpiamos los puerros y los cortamos por la mitad y luego en rodajas finas.

En una olla ponemos la mantequilla y la cucharada de aceite de oliva y freímos los puerros junto con el ajo lentamente hasta tiernos, con un poco de sal.

La patata, que en la receta original la cuece junto con los garbanzos, la envolvimos un film y la cocimos en el microondas dándole la vuelta para que se haga bien y cuidando de no quemarnos, hasta que esté blanda. La pelamos y la cortamos en láminas finas.

Agregamos a la olla la patata, los garbanzos de bote que habremos escurrido y enjuagado, dimos unas vueltas e incorporamos unos dos tercios del caldo. Dejamos cocer lento otros 15 minutos.

Ahora apartamos la mitad de la sopa y la pasamos por la túrmix. La volvemos a incorporar a la olla. Así conseguiremos una crema con trozos, una textura contundente. Añadimos el resto de caldo hasta adecuar nuestro espesor, probamos de sal y ponemos el queso.

El final es lo mejor. Cuando la tenemos en el plato o en nuestro tazón regamos con aceite de oliva del bueno, más queso rallado y una vueltas de pimienta recién molida.

Disfrutamos mucho y no echamos en nada de menos el minestrone, que será para otro día.


martes, 26 de octubre de 2010

Matar paner

Spaguetti alla Rustica


Otro receta con pasta rápida y bien rica. Una mezcla de pimientos, aceitunas y verduras a la que un poco de bacon le dan un extra de sabor.

Mi mujer venía de trabajar y la devoró, dijo que estaba muy rica aunque bien es verdad que a esa hora hace mucha hambre.


Ingredientes para los dos de siempre

unas cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla en rodajas finas
1 diente de ajo picado
un paquetito de bacon de 100 g en tiras
una pizca de guindilla molida
1 cucharada de perejil picado
1 pimiento rojo grande y cortado en tiras de 1 cm
2 tomates pelados y sin semillas y cortados en cubos de 1 cm
sal
50 g aceitunas verdes y deshuesadas
(mucho mejor si las deshuesas tú mismo)
1 cucharada de alcaparras
1/2 cucharadita de orégano
unas cucharadas de grana padano rallado o similar



En una sartén con un fondo de aceite de oliva rehogamos la cebolla hasta que esté dorada, incorporamos el ajo, la guindilla y el perejil y 30 segundos después incorporamos el bacon hasta que se dore también.

En una olla alta ponemos abundante agua con sal para cocer nuestros spaguettis o fusilli como en la receta original, de Giuliano Hazan en un libro, "La pasta clásica", que nos ha dado muy buenas recetas.

En la sartén agregamos las tiras de pimientos y rehogamos hasta tiernos, unos 5 minutos. Ahora incorporamos el tomates y cocinamos otro 5 minutos hasta que hayan consumido el agua.

Un poco de sal, las aceitunas, las alcaparras, el orégano. Mezclamos y apartamos la sartén.

Cuando la pasta esté al dente y escurrida, la unimos y mezclamos en la sartén con la salsa, calentándolo rápidamente y uniéndolo todo.

Al plato con el queso rallado.


domingo, 24 de octubre de 2010

Bizcoho de manzana y cardamomo


Un bizcocho de manzanas porque tenía un montón de manzanas que compré para hacer un gazpacho que al final no hice. Ya las temperaturas no estaban para ello y se me pasaron las ganas así que me puse a buscar bizcochos de manzanas; lo tenía fácil porque hay muchos pero vi uno en "milpostres", muy apetecible.

El original es con manzanas pero con jengibre fresco y limón, el nuestro con naranja y cardamomo, por lo demás es el mismo de Tartasacher, a la que desde aquí damos la gracias por hacer cosas tan ricas. No es el primer bizcocho que hago suyo y el resultado es siempre excelente.


Ingredientes

2 manzanas
ralladura de 1/2 naranjas
zumo de 1/2 naranja pequeña

3 huevos
125 ml de nata
300 gr de azúcar
150 ml aceite de oliva suave
250 gr harina
1/2 sobre levadura royal
1/2 cucharadita de cardamomo molido



Lo primero pelar nuestras manzanas y cortalas cuadraditos que mojamos/mezclamos con el zumo de naranja. Reservamos.

Batimos los huevos, con la nata y el azúcar hasta que las varillas dejen el surco en la mezcla.

Incorporamos poco a poco el aceite. Luego la harina, la levadura.

Ahora las manzanas reservadas y para terminar la ralladura de naranja y el cardamomo.

Mezclamos bien y metemos dos moldes de cake medianos o en uno grande enmantequillados, con el fondo recubierto de papel vegetal y vuelto a enmantequillar.

Al horno, precalentado a 180º, hasta que al pinchar con una brocheta salga limpio. Unos 45 minutos.

Que lo disfruten.

viernes, 22 de octubre de 2010

Tarta de Santiago


Encontré esta receta buscando en blogs, las opciones eran muchas y ya había hecho algunas versiones pero me llamó la atención el pan rallado como ingrediente. Así que me decidí a probarla.

El resultado fue maravilloso, quedó muy jugosa y fue fácil hacerla. Ahora tengo un postre glorioso guardado en mi blog para que podáis disfrutarlo y yo rescatarlo cuando quiera, que será pronto.

Y con ella vamos a presentar nuestra tercera aportación al concurso de Apicius, para que no nos falte el postre. Concurso patrocinado por:

El Taller de las Tradiciones http://www.tradicion.es/
Oh!Menaje
http://menaje.oh-asis.com/
La cocina de Plágaro
http://lacocinadeplagaro.com/
Servisem Gastronomía
http://www.servisem.es/
Cofradía del Cocido Vitoriano
http://cofradiadelcocidovitoriano.blogspot.com/
Rótulos y placas conmemorativas MArVI

y, como organizador del certamen
http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/




Ingredientes

4 huevos
1 pizca de sal
1 taza de azúcar
1 taza y media de almendras molidas
100 g de mantequilla fundida
1/2 taza de pan rallado fresco, usé pan de la víspera
ralladura de 2 limones
azúcar glass para cubrir


Batimos los huevos con la pizca de sal. Luego añadimos el azúcar y seguimos batiendo, luego añadimos las almendras, después la mantequilla fundida.

Terminamos incorporando el pan rallado y la ralladura.

Ahora metemos en el molde enmantequillado y en el horno a 175ºC durante 35 minutos o hasta que esté bien doradita. Sacamos del horno y cuando esté tibia desmoldamos.

Nos vamos buscando una espada que en internet podéis conseguir o dibujarla vosotros.

Cuando esté fría la colocamos en el centro de la tarta y espolvoreamos con azúcar glass abundante. Retiramos con cuidado nuestro dibujito y...voilà: ahí tenemos nuestra tartita decorada y todo.

Os la aconsejamos, sobre todo, a mis niños les ha encantado.


miércoles, 20 de octubre de 2010

Filetes de dorada con aceite de ajo y jamón ibérico


Un plato rápido. Era el 18 un fecha de celebración y no tenía mucho tiempo. A veces pasa, cuanto más importante es el día más debes salir para ultimar regalos y llegas a las tantas a casa.
Compré unos filetes de dorada y un poco de jamón, luego con una plancha y una sartén formamos esta cosa tan rica.

Con él quiero presentarme al concurso de Apicius, al que ya aporté una ensalada de pan que sí que era más entretenida. Concurso patrocinado por:

El Taller de las Tradiciones http://www.tradicion.es/
Oh!Menaje
http://menaje.oh-asis.com/
La cocina de Plágaro
http://lacocinadeplagaro.com/
Servisem Gastronomía
http://www.servisem.es/
Cofradía del Cocido Vitoriano
http://cofradiadelcocidovitoriano.blogspot.com/
Rótulos y placas conmemorativas MArVI
y, como organizador del certamen
http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/



Ingredientes para dos personas

2 doradas en filetes
2 ajos picados
perejil picado
25 g de jamón ibérico muy picado
1/4 cucharadita piménton dulce de la Vera
sal
aceite de oliva virgen extra



En una plancha bien caliente ponemos los filetes de dorada enaceitados, 3 minutos por cada lado. Algo de sal.

Mientras en una sartén pequeña con aceite (hay que ser generosos, será nuestra salsa), ponemos los ajos y cuando empiezan a bailar agregamos el jamón muy picadito, el perejil y el pimentón. Damos unas vueltas, apartamos.

Emplatamos nuestros filetes y salseamos. A disfrutar de la sencillez.



martes, 19 de octubre de 2010

Merluza a la sidra


Esta receta la hice tras un regalo de Carmen, compañera de trabajo y cocinitas, que me trajo una botella de sidra asturiana de la buena.

El plato ya lo había hecho antes, no necesitas caldos previos y lo mejor es que la he sacado de un libro magnífico, de "La cocina doméstica de Pedro Subijana".

La salsa de almejas impiden ver la merluza claramente pero os aseguro que el resultado es exquisito. Como consejo no olvides el pan, es casi imprescindible para degustarlo adecuadamente.

Ingredientes para dos

2 lomos de merluza de 200g
1/2 kilo de almejas
1 diente de ajo pequeño
1 y 1/2 cebollas picadas
1 botella de sidra, no entera
1 yema de huevo
100 ml de nata líquida
aceite de oliva
harina
sal y perejil



En una sartén con aceite ponemos el ajo y las almejas, espolvoreamos con harina y un poco sidra, hasta que se abran. Entonces las sacamos de la concha (salvo las que dejamos para decorar) y las reservamos aparte con un poco de la salsa.

En una cazuela con aceite rehogamos la cebolla. Cuando esté blanda colocamos sobre ella los lomos sazonados y pasados por harina. Rehogamos y damos la vuelta. Añadimos un poco más de sidra.

Ahora movemos la cazuela para que ligue la salsa y añadimos la salsa anterior y las almejas reservadas. Mezclamos todo, espolvoreamos con perejil.

Un hervor más y retiramos del fuego. Añadimos la yema batida con la nata y un poquito más de sidra (esta vez poco porque ya no va a evaporar y nos puede quedar muy líquido el conjunto)
Mezclamos, ya sin hervir, y servimos con más perejil picado.

Gracias Carmen y viva Asturias.

lunes, 18 de octubre de 2010

Buchty



Cuando me enteré de que quedaba poco para el día del pan me acordé de que tenía pendientes estos panecillos tradicionales de países del este de Europa, aunque ésta no fue la opción que presenté porque aún me quedó tiempo y otros panes me ilusionaron más. Lo que más me llamaba la atención era que subían unidos en un molde, prietos y luego se separaban con las manos y sin problemas.

Los panecillos dulces duraron muy poco, fueron fáciles de hacer. Os dejo una foto de cuando acababan de salir del horno, antes de ponerles azúcar glass.





Ingredientes para 16 panecillos

450 g de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
1 y 1/2 cucharaditas de levadura seca
55 g de azúcar
140 g de mantequilla
150 ml de leche y puede que un poco más
3 huevos grandes ligeramente batidos





Tamizamos la harina junto con la levadura y el azúcar. Derretimos 55 g de mantequilla y mezclamos con la leche, calentamos todo, dejando luego que enfríe un poco.

En el centro del bol de harina hacemos un volcán y agregamos la mezcla de leche y los huevo. Batimos hasta obtener una masa blanda (puede que te falte algo de leche). Ahora incorporamos la sal.

Pasamos la masa a una superficie enharinada y amasamos hasta que esté bien homogénea. Formamos una bola y colocamos en un bol limpio y untado con aceite (girasol o maíz, algo neutro). Tapamos con un film y dejamos subir hasta que doble el tamaño.

Aplastamos la masa en la superficie de trabajo enharinada, dividimos en 16 bolas iguales y pasamos cada una por el resto de mantequilla que habremos derretido también.

Colocamos las bolas en el molde enmantequillado (preferiblemente un molde cuadrado de 20 cm)
, tocándose. Cubrimos con film y dejamos subir otra vez hasta que doblen el tamaño.

Cuando esten para entrar en el horno (precalentado a 190ºC) pintamos con el resto de mantequilla y horneamos entre 30 y35 minutos hasta que estén dorados. Luego a una rejilla a enfriar.

Azúcar glass y separar los panecillos al servir.



sábado, 16 de octubre de 2010

Pan con olivada



Hoy el homenajeado es el pan, la bandera de nuestro blog.

Hacer pan fue hace años un descubrimiento maravilloso. Y esta sensación fue creciendo hace pocos años con panaderos de la talla de Peter Reinhart, Richard Bertinet y Dan Lepard.

Ahora no hago pan diariamente lo dejo para cuando tengo tiempo, para agasajar a mis invitados...es verdad que el ritmo de nuestra vida no nos deja mucho tiempo. Aún así admiro los panes artesanales, intento estar al día de los libros, voy haciendo lo que puedo.

Meter las manos en la masa y amasar es un regalo que intento enseñar y transmitir, sabiendo que aún me queda mucho por aprender y que seré un eterno aprendiz de panadero.

Así que hoy, día mundial del pan, me presento al evento de Zorra que presenta por 5º año consecutivo.



El pan que os presento hoy es uno que Richard Bertinet nos enseñó en su libro "Panes", un pan con una masa de centeno y relleno con una olivada, una verdadera delicia. Fácil porque es sin masas madres ni retardadas.



Ingredientes para 3 panes

100 g de harina de centeno
400 g de harina de fuerza
10 g de levadura fresca
10 g de sal fina
350 g de agua (pesada)

Olivada

90 gramos de aceitunas deshuesadas, usé una "aceituna pansida" mallorquina, de un color púrpura y un sabor intenso. Las deshuesé personalmente, porque el sabor y aroma no es el mismo que si las compras ya sin hueso.
10 g de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de hierbas provenzales

En un bol grande tamizamos las harinas, hacemos un agujero en el centro y frotamos con la harina la levadura, vamos incorporando agua tibia y cuando esté todo homegéneo agregamos la sal y volcamos sobre una superficie. Trabajamos la masa durante unos 1o minutos. Colocamos en un bol limpio enharinado y cubierto con un trapo húmedo.

Cuando haya doblado el volumen extendemos por una superficie enharinada, aplastamos formando un cuadrado y dividimos en tres partes. Ponemos dos cucharadas de olivada en cada parte y doblamos los extremos hacia el centro. Luego doblamos los bordes hacia el centro para hacer una baguette.

Ponemos a reposar en un paño enharinado, formando pliegues entre una baguette y otra.
Dejamos que doble el volumen y entonces pasamos a la pala con la que meteremos en el horno con piedra de hornear a 250º durante 10 minutos y aplicando vapor, luego bajamos a 22oº hasta que estén. Deben conseguir los 95-96ºC en el interior, o hasta que al golpearle la parte inferior suene como un tambor. Nos tardaron 25 minutos.



Para hacer la olivada basta con pasar por la batidora las aceitunas, con el aceite de oliva y las hierbas.

Un abrazo, que tengan un buen día y que disfruten del pan.

viernes, 15 de octubre de 2010

Pizza de atún fresco


Una nueva pizza de la que hemos hecho dos versiones. Una en la que hemos seguido el libro de María Anguela, "100 recetas de pizza", y una variación que hicimos hace años y que habíamos escrito en un postit en la receta original.
La receta original sofríe unas verduras y luego añade atún. Un poco de vino y evapora.
Nuestra variación, que es la que presentamos, pone a macerar el atún.



Sobre la masa, usamos nuestra mezcla con harina de garbanzos aunque esta vez pusimos un cucharadita de jarabe de malta que nos la dejó aún más crujiente.



Sobre los ingredientes:

250 g de masa de pizza, aquí cantidades y vídeo
250 g de atún fresco
chorro de vino blanco
zumo de 1/2 limón
agua
1 cebolla picada
1 tallo de apio picado
dos dientes de ajo picados
1 zanahoria picada
perejil picado
sal y pimienta



Cortamos el atún en taquitos de un centímetro y maceramos con un ajo, el perejil, un chorro de vino, zumo de 1/2 limón y cubrimos con agua.
Dejamos una horita macerando al menos.

Sofreímos la verdura (un ajo, cebolla, apio, zanahoria y perejil) en aceite de oliva virgen y tras unos 3 minutos añadimos el atún escurrido hasta que cambie de color, un minuto, añadimos un poco del líquido de maceración y dejamos evaporar. Apartamos y dejamos enfriar.

Extendemos la masa sobre una superficie enharinada y pasamos a la placa de horno (del revés) enaceitada. Colocamos el sofrito encima de la pizza. Salpimentamos.

Al horno a tope hasta dorada.
Cuando salga ponemos algo más de perejil picado.


Hoy mi hija me puso a prueba y me pidió una flor para su pizza individual.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Bizcocho naranja y limón


Un bizcocho que hice hace unos días y salió muy rico.
Aunque la repostería no es lo que mejor se me da voy aprendiendo cada día gracias a mis amigos blogueros.
En este caso el bizcocho nos lo puso Jose Manuel de "Asopaipas" y el mismo día lo hice junto con mis niños, que con esto de la pastelería los tengo muy entretenidos.

El bizcocho es cántabro, tradicional de un pueblo llamado Novales, como nos cuanta Jose Manuel.
Deciros que es muy fácil y delicioso.

Ingredientes:
  • 240 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 100 g de aceite de oliva
  • 50 g de zumo de limón
  • 50 g de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de levadura
  • ralladuras de una naranja y un limón
Todo consiste en separar las claras de las yemas. Batir las yemas con el azúcar hasta blanquecino, añadir el aceite y los zumos y volver a batir. Añadir las ralladuras y luego la harina con la levadura mientras vamos batiendo.

Batir las claras a punto de nieve.

Unirlo todo con movimiento envolventes, ya sin las varillas, y con cuidado.

Meter en un molde. En mi caso de silicona que enaceité. Y metimos en el horno a 180º hasta que al meter un palillo salga limpio, fueron 32 minutos.


Bien rico, con sabor a cítricos, sin demasiadas calorías para ser un bizcocho. Y duró bien unos días.

lunes, 11 de octubre de 2010

Albóndigas de atún




Una receta que nos ha impresionado. Que hemos tomado de un libro excepcional "la cocina italiana de Jamie" un cocinero que nos enseña mucho.
Son hechas con atún fresco, hierbas, canela y un toque de limón. Si alguna vez alguien pensó que una albóndiga de pescado tiene que ser poco sabrosa, sin interés, ya puede olvidarlo.


Ingredientes para 4 personas:

Salsa de tomate:

aceite de oliva
1 cebolla pequeña picada
4 dientes de ajos picados
1 cucharadita de orégano seco
2 latas de 400 g de tomate entero
sal y pimienta
un chorrito de vino tinto
unas ramitas de hojas de perejil troceadas

Para las albóndigas:

400 g de atún fresco
aceite de oliva
55 g de piñones
1 cucharadita rasa de canela molida
sal y pimienta
1 cucharadita de orégano seco
1 puñado de perejil picado
100 g de pan rallado
55 g de queso parmesano rallado
2 huevos
Ralladura y zumo de 1 limón





Para la salsa en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva rehogamos la cebolla y el ajo picados, luego añadimos los tomates, el orégano, salpimentamos y dejamos cocer unos 15 minutos. Luego podemos triturar si te apetece (no lo hice) y probar de sal y pimienta. Un chorrito de vinagre de vino tinto es lo que le dió el sabor especial.




Mientras vamos cortando el atún en dados de 2 cm y es otra sartén junto con los piñones y la canela salteamos durante unos dos minutos. Salpimentamos. Solo queremos que el atún cambie de color y los piñones se tuesten ligeramente. Cuidando de no darle mucha caña a la canela, que la podemos quemar.

Apartamos esta mezcla en un bol donde incorporamos el resto de los ingredientes. Con las manos rompemos el atún y lo unimos todo. Hacemos bolas con las manos humedecidas y las guardamos en la nevera durante una hora para que reposen.

Cuando llegue la hora de la comida doramos con un chorro de aceite las albóndigas y las incorporamos a la salsa de tomate caliente.

En el plato añadimos el perejil troceado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra le irán a la perfección.




Con esta receta hemos ganado el concurso de cocina italiana que nos propuso Sara de "la cocina de Sara" y que nos ha otorgado este diploma tan majo. Volvemos a darle la gracias por su trabajo y a los que nos votaron. Informaros también que Sara presenta ahora un nuevo concurso de cocina asiática.

La receta es de las que no hay que perderse, de verdad.

sábado, 9 de octubre de 2010

Panzanella



La conocí hace años y me pareció fantástica, un ensalada con mucho sabor y con gran sabiduría. Creada como plato para aprovechar el pan duro pero que se convierte en algo exquisito.

Con esta ensalada de pan, tradicional de la Toscana, en la versión de Jamie Oliver, a su vez versionada por el que escribe, me quiero presentar al concurso de cocina internacional de Apicius de y patrocinado por:

El Taller de las Tradiciones http://www.tradicion.es/
Oh!Menaje
http://menaje.oh-asis.com/
La cocina de Plágaro
http://lacocinadeplagaro.com/
Servisem Gastronomía
http://www.servisem.es/
Cofradía del Cocido Vitoriano
http://cofradiadelcocidovitoriano.blogspot.com/
y, como organizador del certamen
http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/





Ingredientes para dos personas:

  • 2 pimientos rojos


  • 300 g de pan duro de calidad, usamos un pan moreno mallorquín con días de vida


  • 250 g de tomate kumato mini


  • 250 g de tomates en rama maduros y a temperatura ambiente


  • sal


  • 6 filetes de anchoas en aceite


  • un puñado de alcaparras lavadas


  • 1/2 cebolla morada cortada en julina fina


  • 1 cogollo de apio, la parte más tierna en rodajas finas


  • un puñado de hojas de albahaca

Además para el aliño:

  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto bueno


  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, más un chorro para terminar


  • 1/2 diente de ajo picado fino


  • sal y pimienta recién molida
Cortamos la corteza más dura del pan y lo rompemos con las manos.Unimos con la cebolla, y el apio cortados en juliana fina.




Asaremos los pimientos rojos (uno era entreverado) bajo el gratinador y luego dejarlos sudar tapados durante 20 minutos.


También debemos cortar los tomates, los mini en dos y los más grandes en gajos. Los salamos y los ponemos en un escurridor con un cuenco debajo para que vayan soltado su jugo, durante 20 minutos también. En este cuenco y con este jugo haremos el aliño.
El aliño los obtendremos uniendo el jugo del tomate, las anchoas, las alcaparras lavadas, el ajo picado fino, el vinagre de vino tinto, el aceite y sal. Debe quedar algo ácido y fuerte.




Cortamos los pimientos en tiras y los unimos con el pan, el tomate, la mitad de las hojas de albahaca.
Agregamos el aliño y removemos durante al menos 1 minuto.
Decoramos con las hojas de apio y el resto de las hojas de albahaca. Terminamos con un buen chorro de aceite de oliva.
Debemos esperar 15 minutos a que el pan absorba los sabores. Aunque puede esperar un buen rato en la mesa que no le pasa nada.
Un saludo a Apicius por brindarnos esta oportunidad, al mismísimo Jamie Oliver (su versión está en "La cocina italiana de Jamie" y a todos los que leais esta magnífica receta que no os podéis perder. No esperéis, como yo, años para hacerla, cuanto antes mejor.

jueves, 7 de octubre de 2010

Pizza de espetec, calabacín y queso de cabra



Una pizza fina, crujiente con pocos y sabrosos ingredientes. Entonces nos hemos inventado un clásico, ¿se puede hacer eso?.

No lo sé, pero lo que hemos hecho estaba bien rico. Poco queso porque no queríamos cubrir el espetec que debía quedar crujiente.
Un poco de calabacín para aportar contraste y equilibrar la cobertura.

Ingredientes:
  • 250 gr de masa de pizza que hicimos según nuestra receta, aquí nuestro vídeo.
  • salsa de tomate espesa. Ultimamente uso una "salsa napolitana" que compro en el mercadona y me parece idónea.
  • espetec en rodajas de unos dos milímetros
  • queso de cabra unos discos desmenuzados con las manos
  • unas rodajas de calabacín de unos dos milímetros también
  • sal y pimienta
  • un chorro de aceite de oliva virgen



Extendemos la masa con el rodillo y la colocamos sobre una placa de horno enaceitada.

Primero cubrimos con un poco de tomate espeso, dejando un borde libre. Luego las rodajas de calabacín, luego las de espetec.

Seguimos con el queso pero sin ponerlo encima del espetec.

Salpimentamos y terminamos con un chorro de aceite en espiral.

Calentamos el horno al máximo y doramos nuestra pizza.




Aunque nuestra opción fue poner pocos ingredientes cada uno puede aumentar las cantidades a su gusto.

Si no encuentras espetec, un fuet, salchichón ibérico u otro embutido parecido será un buen sustituto.

martes, 5 de octubre de 2010

Muffins de arándanos y otros de limón


Llegué de trabajar y nos íbamos de compras al rato así no nos quedaba mucho tiempo. Mi niño Rubén me pidió, y se va convirtiendo en una costumbre, si hacíamos unas magdalenas. Recordé que tenía unos arándanos frescos y rápidamente hice una búsqueda en el blogsearch. Encontramos una receta nueva de muffins de arándanos que tuneamos, aún nos quedan y se mantienen bien ricos.

En "Entra en mi cocina" el blog de Alimonia encontré estos muffins deliciosos aunque pensando que alguno de mis niños podían rechazar estas frutitas hice la mitad con limón y semillas de amapola como los que hicimos hace unos días.

Además usamos el truco de Eva para hacer buttermilk, que me sorprendió a mí y a varios de los que pasaron por aquí.

Ingredientes para 12 muffins, 6 de arándanos y 6 de limón y semillas de amapola:
  • 350 g de harina de repostería
  • 150 g de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo XL
  • 180 ml de buttermilk que sustituímos por180 ml de leche entera que mezclamos con 1 cucharadita de limón y que reposó 10 minutos.
  • 160 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla



Mezclamos el huevos con los ingredientes líquidos. En otro bol unimos los secos. Agregamos los sólidos a los líquidos.
  • 100 g de arándanos frescos
  • un poco de leche (el volumen del zumo del 1/2 limón)
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de semillas de amapola

Ahora dividimos la mezcla en dos boles. En uno pusimos el zumo de medio limón y 1 cucharada de semillas de amapola, en el otro 100g de arándanos frescos y un poco de leche para que las mezclas tuvieran la misma densidad y se hicieran en el mismo tiempo.

En el horno a 180º. Durante 20 minutos o hasta que pinchándolo con un palillo salga limpio. Luego a la rejilla a enfriar.

Los de arándanos al tener la fruta son muchos más jugosos y me gustaron mucho más. Si lo que buscan son los de limón y tienes algo de tiempo es mucho mejor que uses nuestra receta anterior.
Otra gran ventaja es lo rápido que se hacen. Lo primero como siempre será precalentar el horno y hacer el buttermilk luego todo es coser y cantar.


domingo, 3 de octubre de 2010

Parppadelle frescos con ajo y aceite de oliva


El día de la huelga y ante la incertidumbre de si mis niños tendrían o no profesor decidimos no ir a clase. A cambio a mi niña Irene le ofrecí un "programa" de actividades que incluía hacer pasta fresca, "con la maquinita". No hubo ningún problema y de inmediato se fue para la cocina:
-Irene, espera un poco que son las 7:30 de la mañana.
-Vale, papá.

La hago muy de vez en cuando y nos gusta, hemos hecho pajaritas, espaguettis, raviolis y hoy hemos pensado unos parppadelle. Mi mujer hace años me compró una máquina con muchos accesorios que le tuvo que costar un dineral y que tenemos usar para ir amortizándola. Mientras disfrutamos porque a los niños les encanta eso de darle a la maquinita.

Hacemos una pasta sencilla sin grandes trucos, sin ingredientes difíciles de encontrar. Una maquinita de éstas sin los accesorios os puede costar bastante barata.
En youtube podéis encontrar muchos vídeos de cómo hacer pasta casera, en el blogsearch muchos paso a paso.
A modo de ejemplo os dejo este vídeo que se parece mucho a lo que hacemos en casa.





Ingredientes para la pasta casera:
  • 300 g de harina de fuerza
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharada de aceite de oliva




Pero la cosa no queda ahí, a la pasta hay que ponerle algo, y como hoy ya nos estamos liando un poco hemos elegido la más sencilla de las pastas clásicas: con ajo y perejil. Muy sencilla, pero muy rica. Su simplicidad puede llevar a un error, queda muy rica.
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 1/4 de cucharadita de guindilla picada
En una sartén amplia ponemos el aceite y el ajo y cuando empiece a bailar agregamos la sal, el perejil y la cayena. Unas vueltas y retiramos.

Cocemos la pasta al dente en abundante agua con sal. Escurrimos, ponemos en la sartén damos unas vueltas y servimos preferiblemente en un plato caliente.