jueves, 26 de abril de 2012

Pan payés



Cuando pensaba título para este blog tenía claro que debía llevar la palabra "pan". En aquellos momentos estaba en pleno éxtasis panero, aprendía mucho y manejaba varias masas madre. El pan era lo que más me interesaba en la cocina.

Luego, poco a poco, fui volviendo a mi cocina de cada día y el pan quedó ahí latente. Voy haciendo pizzas que me mantienen en contacto con las masas y con el amasado a mano. El último pan lo hice en octubre para el evento del día internacional de pan (unas chapatitas) y siempre estoy diciendo que quiero retomar algo de esa pasión pero el tiempo y otras ideas que también reclaman su importancia y su sitio en mi cocina no terminan de permitírmelo.

Pero hace unos días vi este pan de Eva, una excelente panadera con un blog maravilloso y que siempre nos esta enseñando. Un blog de referencia para todo aquellos a los que les gusta el pan: "Ma Petite Boulangerie", hay que verlo. Y este pan me rescató de mi letargo panero, gracias Eva.

El pan lleva un prefermento que hay que hacer el día antes (o dos días) y dejar subir lento en la nevera. El pan ganará en calidad y sabor.




Prefermento 

125 gr de harina de fuerza
75 gr de agua filtrada a temperatura ambiente
2 gr de sal
5 gr de levadura fresca (puse más que Eva)

Masa final

500 gr de harina de fuerza
300 gr agua
10 gr de sal
todo el prefermento
5 gr de levadura fresca


Mezclamos todos los elementos del prefermento hasta homogeneiza, nos saldrá una masa dura. que pondremos en un bol con algo de harina, cubierto con un film, y a la nevera. Puede estar 24 horas pero también 48 como estuvo el mío.

El día en cuestión tamizamos la harina que mezclamos con la levadura, me gusta frotarla para que se incorpore, luego agregamos el agua, el prefermento y dejo para el final la sal.

Amasamos durante 10 minutos al menos. La cantidad de agua nos fue perfecto y no tuvimos que rectificar en ningún momento. Pusemos en un bol enharinado y dejamos subir.

A las dos horas, cuando ha subido. Ponemos en nuestra encimera ligeramente enharinada y hacemos un doblado en tres partes, con si fuera un papel que metemos en una carta, sin apretar la masa. Damos forma de bola y pusimos en un banneton bien enharinada hasta que vuelva a subir, otras dos horas.

Luego volcamos sobre la pala con enharinada (con harina de maíz) y metemos en el horno precalentado a 250º con vapor durante10 minutos y luego bajamos a 200 hasta que el pan al darle unos golpecitos en el culo suene como un tambor. En nuestro caso fueron 55 minutos. Si tenéis un termómetro de alimentos cuando consiga en su interior 96º.

Pasa a una rejilla y dejar enfriar.




Te lleva tiempo pero el placer de comer tu pan es inexplicable.

Espero que os guste. Un beso.



14 comentarios:

  1. Me encanta hacer pan en casa deja un olor delicioso.Este pan tiene una pinta tremenda¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Es una delicia el pan casero, yo a veces tengo problema con el levado pero en general nos encanta hacer pan, ahora un buen "pan amb oli", que lo disfrutéis. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Un buen pan, para acompañar un buen plato.
    Besines

    ResponderEliminar
  4. gracias a ti por leerme.
    un pan estupendo!

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy justo en ese momento de éxtasis panadero y cuando comencé el blog hace 5 años ni se me hubiera pasado por la cabeza que sería algo que me fascinaría. Te ha quedado de fábula!!

    besos

    ResponderEliminar
  6. Un pan de lujo...que rico, me encantan las migas densas y contundentes!

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Jantonio, este pan tiene un aspecto fantástico, ya sabes lo panera que estoy en los últimos tiempos así que me llama un montón. Tiene un corte maravilloso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ya me estoy imaginando una tosta de ese pan con un chorrito de aceite de oliva y un poco de jamon serrano .... ¡que delicia!
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. PARA DESYUNAR TOSTADO UMMMMMMMM.BESOS

    ResponderEliminar
  10. Creo que eso de amasar crea adicción. En mi caso (al ser nieta, hija, hermana y tia de panaderos) eran imposible que los genes fallasen. Me encanta amasar, me relaja...y el placer del primer bocado es maravilloso así que entiendo muy bien de lo que hablas en esta entrada. Me llevo una rodajita de tu pan para la cena. Besos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Hacer pan es algo que tengo pendiente de hace tiempo, pero lo veo muy complicado. No se yo si me saldrá, que una vez intenté hacer pan de pita... y vaya churro me salió! jeje Pero todo es ponerse no?? Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, para mí es muy importante conocer tu opinión.

También te dejo mi correo por si quieres ponerte en contacto conmigo: conpanypostre@hotmail.es

No participo en cadenas de premios, mi tiempo ahora es limitado.