lunes, 30 de julio de 2012

Ensalada de germinados y tomatitos



Habíamos probado los brotes de alfafa y de soja: sanos y decorativos, pero el jueves vi un paquete de "germinados": una colección de lentejas, habas, garbanzos...todo en tamaño mini. Crujientes, sanos y para mí divertidos.

Sobre los germinados deciros que son alimentos vivos y eso hace aumente su valor nutricional. Ayudan a la digestión y son muy ricos en enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos. Además son fáciles de cultivar en casa.

Con ellos y con unos tomates cherry nos hemos marcado una nueva ensalada. Una sana y rica, para ir variando y probando cosas nuevas.




Ingredientes para dos personas

100 gr de germinados que hemos escaldado unos segundos. Luego enfriamos
12 tomates cherry cortados por la mitad
lechuga variada
sal
2 cucharadas de cilantro muy picado
vinagreta hecha con crema de balsámico
                                sal
                                    aceite de oliva virgen

Lo primero es hacer nuestra vinagreta en un bote de cristal con tapa. Mezclamos los ingredientes en proporción 3:1 (3 cucharadas de aceite por una de vinagre) o al gusto.

En el fondo de la ensaladera ponemos la lechuga variada. Encima y en el centro ponemos en una línea central los germinados.

A los lados los tomates. Algo de sal en los tomates, el cilantro picado encima también de los tomates.

Vertemos nuestra vinagreta y mezclamos.




Hemos descubrierto en esta ensalada las propiedades de estos germinados y también que hay muchas personas que germinan en casa con facilidad.

Espero que os guste.

Un besote.

miércoles, 25 de julio de 2012

Pizza de yogur y tomate



La idea es al principio difícil de digerir pero me empeñé en adaptarla. La había visto en un blog vegano con un yogur de soja pero quería hacerla un poco mía; me gusta el yogur, me gusta la pizza y quería verlos juntos y de una forma armónica y que me convenciera.

Y esta no fue la primera, la primera con verduras variadas estuvo buena pero no me convenció. Seguí empeñado y al final encontré una solución más que aceptable.

Nos salió una pizza atrevida, colorida, sana y tremendamente rica. Y como decía en la anterior esta tampoco te la traen por teléfono, es, hasta ahora, especie única. Así que si te atreves serás de los primeros en probar esta maravilla.




Ingredientes para dos personas

250 gr de masa para pizza casera, como hemos hecho otras veces

170 gr de yogur griego natural, sin azúcar
1 ajo prensado
sal fina
pimienta

1 tomate en finas rodajas
25 gr de queso roquefort desmenuzado
1 hoja grande de albahaca picada o varias pequeñas
unas gotas de aceite de oliva virgen


Extendemos la masa sobre la encimera ligeramente enharinada, pasamos a la placa de horno enaceitada.

Cubrimos con el yogur que previamente hemos mezclado con el ajo y salpimentado. Extendiendo y dejando un borde, como si de la salsa de tomate se tratara.

Colocamos las rodajas de tomate, evitando que suelten demasiada agua. Ponemos un poco de sal sobre el tomate.

Sobre el yogur colocamos los trocitos desmenuzados de roquefort. Este queso, aunque en muy poca cantidad, nos dará mucho sabor y nuestro yogur será mucho más rico.

Sobre el tomate espolvoreamos el ajo picado. Para terminar albahaca por todo y unas gotitas de aceite de oliva sobre el tomate.

Y ahora al horno precalentado y a tope hasta que los bordes se doren.





Contentos nos hemos quedado. Parece que nuestro empeño no ha sido en vano y al final tenemos otra de nuestra ricas pizzas, otra vegetariana.

Espero que os guste.

Un besote.



lunes, 23 de julio de 2012

Nueva ensaladilla de gambas



Ya la habíamos anunciado en más de una ocasión, queríamos repetir nuestra ensaladilla de gambas, pero la hemos reelaborado sin mirar la nuestra anterior. Y pido disculpas a mis suegros porque les hablé de cómo iba a hacer, que si mejor unos ingredientes que otros, que si...vamos que los hice salivar y al final terminé haciéndola a cientos de kilómetros de su casa.  Así que no me queda otra que repetirla en breve no se me vaya a enfadar mi familia política.

Lo que marca la diferencia en esta ensaladilla es que hemos cocido la patata en una fumet que hemos hecho con las gambas. El sabor va a ser intenso, no es una suave ensaladilla con alguna gambitas rica por ahí, es una ensaladilla con muchas gambas y donde la patata sabe también intensamente a gambas. Y pocos ingredientes más: zanahoria, un poco de zumo de limón, aceite de oliva virgen, no mucha mahonesa suave y un toque de caviar para la decoración.

No soy mucho de aros pero me están gustando con las ensaladillas.




Ingredientes

500 gr de gambas crudas
1 hoja de laurel 
sal

1 kg de patatas medianas
1 zanahoria
sal

zumo de un 1/4 de  llimón
1 chorrito pequeño de aceite de oliva virgen
180 gr de mahonesa suave
huevas de lumpo negras para decorar (opcional)


Pelamos las gambas y las reservamos. Con las pieles y las cabezas, sal y laurel preparamos una fumet. Dejamos que consiga el hervor, dejamos cocer dos minutos y colamos el caldo.

En este caldo de gambas, que se suele usar en los arroces marineros y en nuestra reciente "Los garbanzos con langostinos de mi suegra", cocemos nuestras patatas y zanahoria peladas. Las patatas medianas cortadas en cuartos y la zanahoria en rodajas. Sal. Cocemos hasta blandas (en nuestro caso fueron 12 minutos), pero al final añadimos las gambas y mantenemos uno o dos minutos más en el fuego, sin pasarse, para que la gamba nos quede jugosa.

Escurrimos y aún en caliente ponemos en un bol grande, aliñamos con el zumo de limón, el aceite, algo más de sal. Con una cuchillo cortamos en trozos irregulares, unos quedarán algo más grandes y otros más pequeños, a la vez que cortamos las zanahorias y las gambas, puede que alguna quede entera, o no. Esta textura irregular es usada en muchas ensaladillas y me gusta.

Mezclamos con la mahonesa. Tapé con un film, pegadito a la ensaladilla para que no se secara la parte superior, unos boquetitos al film con el cuchillo. Dejamos que se enfríe un poco y luego a la nevera.

A la hora de servir, rellenamos nuestro aro, desmoldamos, cubrimos con un poco más de mahonesa y decoramos con huevas de lumpo o como más te guste.




Espero que os guste esta ensaladilla, que hemos reelaborado y ahora vemos que es bastante distinta a la anterior, mejor.

Un besote.


viernes, 20 de julio de 2012

Ensalada de couscous y nectarina



Mis primeras experiencias con el couscous no habían sido buenas pero ya tengo varias entradas en las que disfruto mucho con este grano. Unas veces usando un caldo, otras con especias...

Esta vez hemos escogido una receta de Jamie Oliver, es nuestro cocinero preferido, de una revista que publica, y hemos cambiado pocas cosas. Lo que sí hemos cambiado es la forma de cocer el couscous. Nos hemos comprado un couscous de origen marroquí y hemos seguido las instrucciones al pie de la letra y la cosa cambia.

En vez de hidratar el grano con agua hirviendo el proceso ha sido. Hidratar, reposar y cocer muy suave mientras removemos con el tenedor. Así hemos hidratado el grano y luego lo hemos secado. Y ha quedado muy suelto y sabroso, con un ligero toque a tostado, sobre todo, al mezclarlo con las almendras que hemos tostado.

Bueno, se ve que me ha gustado. Os podría hablar del frescor que aporta la fruta o de lo sano de esta combinación respecto a nutrientes o calorías pero mejor lo dejamos y os pongo la receta: una ensalada para hacer cuanto antes, creo que de esta forma voy a hacer mucho couscous.





Ingredientes para dos personas

150 gr de couscous
150 ml de agua, 1 cucharada de aceite de oliva virgen y una pizca de sal


2 cucharadas más de aceite de oliva virgen

1 nectarina cortada fina
50 gr de almendras crudas 
50 gr de feta
2 cucharadas de hierbas frescas picadas. Usé hierbabuena, cilantro y perejil

4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
1 cucharadita de miel


Mezclamos los ingredientes de la vinagreta en una tarrito y batimos.


Ponemos a cocer el agua en con el aceite  la sal en una olla. Sacamos del fuego y agregamos el couscous. Dejamos reposar 2 minutos mezclando bien. 

Ponemos de nuevo al fuego con dos cucharadas más de aceite, muy suave, durante dos minutos y moviendo el grano con un tenedor para desapelmazarlo.


Apartamos y mezclamos con parte de la vinagreta. Dejamos enfriar.

Tostamos las almendras en una sartén pequeña y sin aceite. Movemos para que no se nos quemen. Luego machacamos para romperlas en trozos grandes.

Mezclamos el couscous con las almendras, la nectarina, las hierbas y algo más de la vinagreta.

Presentamos en platos con el feta desmenuzado por encima y alguna gota más de vinagreta.




Espero que os guste. Lo que más me agradó aquí fue el sabor del couscous y tanto la fruta con el queso pueden ser sustituídos por otros que os apetezcan más.

Un besote.


miércoles, 18 de julio de 2012

Ensalada de alubias de granja



Voy mirando libros de cocina griega y leo "las judías han sido desde la Antigüedad uno de los alimentos básicos del recetario tradicional de Grecia, especialmente en la épica bizantina. Los griegos tienen una clara preferencia por la alubias gigantes, que cocinan en guisos y sopas."

No creo que haya mucha diferencia con el pasado de España en cuanto a las judías pero hoy que quería hacer una ensalada de alubias me he inclinado una judías de granja, las más grandes que he visto y por una ensaladita refrescante. Que sacado de un libro de cocina griega pero que podía ser de cualquier zona del mediterráneo.

Un plato ideal para estos días.




Ingredientes para dos personas

1 bote de 200 gr de alubias de granja en conserva
1 tomate picado, pelado y sin semillas
1/2 cebolla roja picada
unas cucharadas perejil fresco picado
1/2 pimiento verde picado
3 anchoas cortadas en tiras finas

1 cucharada de limón
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de eneldo fresco picado
sal y pimienta

Vertemos las  judías, escurridas y enjuagadas del caldo del bote, en un bol. Agregamos el tomate, la cebolla, el perejil y el pimiento. Removemos.

Preparamos la vinagreta mezclando en un tarro: el limón, la sal, el aceite, el eneldo y la pimienta. Batimos.

Unimos la vinagreta a las judías, cubrimos con un film transparente. Metemos en la nevera durante una hora.

A la hora de servir volvemos a mezclar y adornamos con las tiritas de anchoa.



Espero que os guste. Y además es barato que con la que está cayendo...

Un besote.


lunes, 16 de julio de 2012

Pizza de gambas y feta



No hace mucho publicamos una receta de "gambas con tomate y feta", una receta griega magnífica, para mojar pan. Al poco, nos decidimos a hacer una pizza adaptando la idea.

No fue realmente nada arriesgado, viendo lo bueno que estuvo el plato el éxito estaba garantizado.

Obtuvimos una salsa de tomate con mucho sabor que contrastará con el sabor de las gambas y el feta. Una pizza muy distinta y que no encontraréis en la carta de ninguna cadena comercial.




Ingredientes para dos personas

250 gr de masa de pizza, que he hecho como otras veces
300 gr de salsa de tomate, casero
12 gambas grandes
2 dientes de ajo
unas hojas de albahaca fresca picada
guindilla cayena molida al gusto
50 gr de queso feta desmenuzado


Hacemos la masa y dejamos levar.

Doramos ligeramente las gambas con los ajos (enteros y con un golpe) en una sartén con aceite de oliva virgen. Reservamos las gambas, retiramos los ajos y añadimos a la sartén la salsa de tomate con la albahaca y la guindilla. Probamos de sal y dejamos reducir un poco. Dejamos enfriar.

Pelamos las gambas.

Extendemos y colocamos la masa sobre nuestra placa enaceitada. Untamos la masa con el tomate, dejando un borde libre y metemos en el horno precalentado a temperatura máxima.

Sacamos dos minutos antes de terminar, colocamos las gambas y el queso feta desmenuzado. Volvemos a meter en el horno y dejamos terminar.




Espero que os guste.

Un besote.


domingo, 15 de julio de 2012

Paella de espárragos y gambas, sin pelar



Os pongo la paella de vacaciones, siempre que voy a Cádiz hacemos una en casa de mis suegros y con lo que me gusta ir variando vamos probando cosas distintas. Vamos teniendo suerte y las "experimentos" van saliendo bien y aún los tengo contentos.

Esta vez he confeccionado una paella sabrosa pero bastante fácil de realizar. Seguimos con algunas de las ideas de nuestros últimos "fideos tostados con bacalao" que nos dieron mucho sabor y no necesitaron un caldo potente.

Pero no siempre nos sale todo como queremos y tuvimos problemas de tiempo. Y aunque pensábamos pelar las gambas, al final no pudimos hacerlo y pensamos que eso de rechupetear podía tener su gracia. Comer con las manos es un placer que hemos olvidado pero hoy, al menos, hemos recuperado un poquito.




Ingredientes para 6 personas

aceite de oliva virgen extra para sofreír
750 gr de gambas arroceras
9 orejones de tomate seco en aceite
10 dientes de ajo, enteros y con piel
1 cebolla grande picada
2 manojos de puntas de espárragos verdes
15 puñados de arroz de calasparra
casi 2 litros de caldo vegetal

En una paella grande con aceite caliente ponemos los dientes de ajos con un golpe, con su piel. Vamos dorando si que se nos quemen. Incorporamos las gambas sin pelar, que se nos doren y reservamos todo.

Algo más de aceite necesitaremos. Agregamos la cebolla y los tomates secos también picados. Rehogamos. Luego añadimos las puntas de espárragos, esperamos que se tuesten ligeramente y las reservamos.

Ahora ponemos el arroz y rehogamos unos minutos. Mientras rescatamos los ajos, les retiramos su piel y los majamos, será suficiente golpearlos con la hoja del cuchillo.

Incorporamos todo los reservado, damos unas vueltas. Queda añadir el caldo vegetal bien caliente (si no te queda sitio en la cocina caliéntalo en el microondas).Probamos de sal.

Primeros 9 minutos a fuego fuerte, luego lento. Al final subimos el fuego si aún no huele el socarrat. En total cuece entre 18-20 minutos.

Retiramos del fuego, tapamos con un paño limpio y dejamos reposar unos minutos. Servimos con cuñas de limón.

Espero que os guste tanto como nosotros esta paella que sabe a puro verano y que me trae tan buenos recuerdos, seguro que pronto tendremos otra.

Un besote.


martes, 10 de julio de 2012

Fideos tostados con bacalao



Hace unos días La cocinereta, autora del blog "Sa Llimona a la Sal" nos publicaba una maravillosa fideuá. Y no sólo porque la elección de sabores sea de nuestro agrado sino porque nos ha dado una solución para hacer una fideuá sin tener que invertir mucho tiempo en hacer un caldo casero.

Usar el bacalao y una fumet preparado con él, además de usar los tomates secos nos da una solución rápida y muy sabrosa. El resultado es un plato que no necesita demasiado tiempo para preparar y un resultado magnífico.

Desde aquí volvemos a darle la gracias a "Sa Llimona a la Sal".




Ingredientes para los dos de siempre

2 trozos de bacalao desalado, usé desalado y congelado
3 ramas de apio
aceite de oliva virgen
4 dientes de ajo
200 gr de fideo perla
3 orejones de tomate seco en aceite 
1 cebolla picada
sal
perejil picado
ali oli para acompañar


Cocemos el bacalao (descongelado en mi caso) con algunas ramas de apio durante 10 minutos. Luego sacamos del agua y dejamos que se enfríe. Retiramos piel y espinas y desmenuzamos.

En la paella, con aceite de oliva,  doramos los ajos con su piel, les hemos dado un golpe antes. Cuando estén dorados añadimos los fideos y dejamos que se tuesten, los hemos tostado bien, moviéndolos continuamente y sin dejar que se quemen.

Reservamos los fideos y los ajos. Pelamos los ajos y los añadimos a la paella junto con la cebolla picada y los tomates secos también picados. Dejamos que la cebolla coja color.

Reincorporamos los fideos, damos unas vueltas. Agregamos el caldo de bacalao hirviendo y colado.

Casi al final, cuando casi tengamos a punto el fideo añadimos el bacalao desmenuzado, damos unas vueltas. Y probamos de sal, puede ser que no necesitemos añadirle más.

Disfrutamos de lo lindo. Y lo probé tanto con limón como con ali oli y...no hubo duda: increíblemente mejor con ali oli.

Espero que os guste. Y que sigáis disfrutando del verano.

Un besote.


domingo, 8 de julio de 2012

Los garbanzos con langostinos de mi suegra



Así es. Esta vez la receta no es mía sino de mi querida suegra, Isabel. Una  comidita deliciosa que se está comiendo mucho por Cádiz.

Ha hecho una versión con dos botes de garbanzos cocidos, y con pocos ingredientes. Un plato con sabor y rico, rico.

Lo primero es hacer una fumet con las cabezas y las pieles de las gambas. Este caldo ha sido usado en nuestras casas en el arroz y próximamente lo usaremos también en una ensaladilla de gambas que tengo bastantes ganas de hacer.

Y os lo escribo tal cual Isabel me cuenta la receta. Aparte os he puesto lo ingredientes por si os atrevéis, así lo pongo más fácil.




"En la cazuela le hechas 4 cucharadas de aceite de oliva (esto es pa cuatro personas). Le picas 4 ajitos en láminas, cuando estén dorados lo sacas. Luego le picas una cebolla, picadita chica y un poquito de pimentón dulce. Y una hojita de laurel.

Luego le vuelcas los dos botes de garbanzos, le vuelves a hechar los ajos y dos cucharadas de pan rallado.

Le hechas el caldo de haber cocido las cabezas y las colas de los langostinos. Cuando hierva le hechas los langostinos y lo pruebas de sal. Lo dejas unos 5 minutos pa que no se pongan tiesos.

Y perejil picado por encima."


Ingredientes

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 dientes de ajo
1 cebolla del huerto del abuelo pero vale otra
2 cucharas de pan rallado
1/2 cucharadita de pimentón
1 hoja de laurel
1/2 kilo de langostinos
2 botes de garbanzos de 400 gr
sal
perejil picado




Lo ideal hubiera sido que mi suegra os lo contara la receta como a mí, en una grabación o en un vídeo pero es que es algo tímida.

Espero que os guste y lo disfrutéis.

Un besote.

viernes, 6 de julio de 2012

Bocata de tortilla de patatas y chorizo para la playa



No es nuestro primer bocadillo, no hace mucho tuvimos la oportunidad de publicar un pedazo de bocata con hamburguesitas y una salsa de yogur que estaba para chuparse los dedos. Pero ya se ha impuesto el verano y la calor y nos hemos marcado una tortilla de patatas pensada desde el primer momento para meter en pan y para llevar a la playa.

En Cádiz es costumbre comer en la playa, van las familias enteras a pasar el día y muchos llevan su mesa, además de la nevera. Los bocatas son una buena elección, que no la única, abundante líquido y fruta.

Así, que aquí os dejo una idea para disfrutarla en la playa. No os asustéis por su altura, se puede comer y además está muy rico.




Ingredientes para 2 bocadillos

3 patatas grandes en rodajas
1/4 cebolla picada
1/2 pimiento verde picado
sal
aceite de oliva suave para freír
10 rodajas finas de chorizo pamplonica
5 huevos L

lechuga variada
tomate para untar, sal fina

2 panecillos de centeno

En una sartén pequeña ( hemos hecho una tortilla como en otras ocasiones ) calentamos aceite y freímos a fuego medio-bajo las patatas saladas, la cebolla y el pimiento.

En un bol batimos los huevos, reservamos. En otro ponemos las rodajas de chorizo al fondo del bol, sin superponer.

Cuando estén las patatas las escurrimos y ponemos sobre el chorizo para que éste coja calor y suelte su sabor (no estropeamos el aceite y no abusamos del sabor del chorizo). Sobre éstas añadimos el huevo y algo más de sal. Dejamos reposar unos minutos.

En la sartén con un poco de aceite de oliva (puede ser virgen extra ahora) formamos la tortilla. Primero por un lado a fuego medio, damos la vuelta con un plato y dejamos hacer por el otro, al final subimos el fuego durante un minuto para darle algo de color.

Para formar el bocadillo. Untamos con tomate las dos partes de pan, un poco de sal, lechuga variada en la parte inferior y encima 3 trozos de tortilla (que hemos cortado en octavos).





Solo queda disfrutar. Espero que os guste.

Un besote.



martes, 3 de julio de 2012

Huevos con spinaca



Aún disfrutando de la gloria española en la eurocopa publicamos este comida sana y rica que hemos hecho más de una vez y que nos ha gustado mucho. Una forma de comer verde en grandes cantidades.

La receta la saco otra vez del libro "La Cocina Sefardí" del Rabino Robert Sternberg, un libro que estoy usando mucho últimamente y que vamos a usar aún más porque se lo merece. Es un plato de los judíos de Turquía y que hemos modificado, pero poco.

Y va por nuestra selección (2 huevos por persona). Hemos aprovechado unos huevos de las gallinas de nuestra amiga Loli, ni comparación con los que suelen vender por ahí.




Ingredientes para los dos de siempre

1-2 cucharadas de aceite de oliva suave y 1-2 cucharadas de mantequilla
1/2 cebolla grande picada
600 gr de hojas de espinaca, dos bolsas de 300 gr
unos 80 gr de feta desmenuzado
1/8  de taza de eneldo picado, vamos abundante
sal y pimienta
4 huevos



Usamos una sartén grande y de fondo grueso. Sofreímos la cebolla en la mezcla de aceite y mantequilla (en la receta original es solo con mantequilla pero así me gusta más y ayuda a que la mantequilla no se queme) hasta transparente. Añadimos las espinacas pero en tres veces (primero una montaña de espinacas que bajará, volvemos a poner la montaña y así hasta tres veces). Hasta que suelten líquido.


Bajamos el fuego y dejamos que evapore casi todo el líquido. Entonces agregamos el queso desmenuzado, el eneldo picado, la sal y la pimienta. Mezclamos.


Hacemos cuatro huecos en la verdura y ponemos los cuatro huevos, con el fuego al mínimo. Tapamos y dejamos cocer hasta que cuajen a nuestro gusto.




Nunca he sido futbolero pero estos partidos de la eurocopa los he vivido intensamente. Así que va por ellos.
Con un par.

Espero que os guste.

Un besote

lunes, 2 de julio de 2012

Polos de sandía con pepitas y melón



Con estos polos me presento al concurso de Rosilet, autora de un maravilloso blog  dulce "sugg-r" y otro fantástico blog salado "y un poquito de sal!",  ambos muy recomendables y con muy buena fotografía. A ella he tenido la suerte de conocerla personalmente en la última quedada de blogueros de Mallorca.

Quedan solo unos días para que termine el concurso pero os animo porque aún hay tiempo.







Ingredientes, nos salieron 12 polos

500 gr de pulpa de sandía sin pepitas
200 gr de azúcar
1/2 de zumo de limón
gotas de chocolate para fundir

250 gr de pulpa de melón galia
100 gr de azúcar
1/4 de zumo de limón

nos harán falta 12 vasitos de plástico, 12 palitos de madera, y papel albal para cubrir.


En un bol metálico ponemos la sandía junto con el azúcar y el zumo de limón, batimos y metemos en el congelador. Cuando esté medio congelado añadimos las gotas de chocolate a la que le hemos cortado la parte con relieve y luego cortada en dos (queda con forma de media luna). Mezclamos, vertemos en los vasos hasta 3/4 de su capacidad y metemos un poco más en el congelador.

Vamos preparando la parte de melón mezclando la pulpa de melón, el azúcar y el zumo de limón.

Vertemos sobre la preparación de sandía.

Tapamos cada vasito con un trocito de papel albal, al papel en el centro hacemos un pequeño corte con un cuchillo. Introducimos el palo de madera en el corte que hemos hecho. Volvemos a meter en el congelador hasta que esté totalmente congelado.

Cuando vayamos a comerlo pasamos por un chorro de agua y sacamos del vaso.




A todos nos encantó. La parte de sandía bien rica, con sus trocitos de chocolate. Y terminando con el melón que está siempre algo más dulce. Uno te sabe a poco.

Espero que os guste.

Un besote.